Blogia
GRÂNDOLA LITERARIA DE JOSÉ ALFONSO ROMERO P.SEGUIN

AHORA QUE ERES NADA

 

¡Nada!, ¡no eres nada!

¡maldita hija de puta!, ¡nada!

Te grito, te lo grito una

y otra vez.

Y cuántas van,  ya ni se sabe,

¡verdad!,

quien se atreve a llevar estas cuentas.

Hora, en este tiempo,

sin otro ánimo que el de constar

que es verdad,

que de verdad mi voz te traspasa

sin esfuerzo,

porque dolor a dolor te hecho nada

y ahora nada me consuela.

Porque eres nada,

¡nada!, como nada es este gritar

sin eco.

No te has ido, es verdad,

sigues ahí,

porque: te veo, te acarició, te golpeo

e insulto,

te trato como si fueras algo,

como si aún estuvieras.

Y estas y lo quiero,

y eres y quiero que los seas,

pero ya no eres nada,

y lo sé,

y eso me mata.

Porque aunque te miro no te veo,

porque cuando te toco no te acaricio,

porque al pegarte no te golpeo,

porque el insulto no te insulta.

Porque a pesar de que te quiero

aquí y ahora,

y tú estas como siempre,

sé que ya no existes,

que te has sumido sin misterio

en el más profundo de los silencios;

como lo hace la nada

en los enigmáticos abismos del universo.

Soy yo el que muere,

pese a ser quien lo puede todo,

o al menos esos dicen,

los que siempre dicen;

aún sabiendo que es mentira,

que yo ya no puedo nada,

porque hace tiempo

que me enfrento a la nada.

Pero eso no se lo puedo decir,

porque nadie lo entiende,

porque nadie va a entender

que se pueda vivir con la nada,

y aún menos que la nada camine,

les salude afable y educada en la escalera,

hable en la calle con ellos,

acaricie a sus hijos,

ame a sus padres

y respete a su marido.

Si ellos supieran

se horrorizarían,

y es que la nada

cuando tiene ojos

asusta más que todo el miedo

de la infancia.

Pero ya nada puedo hacer,

yo te hecho nada

y ahora despierto

te miro ya sin miedo,

vigilar mi sueño,

sabiendo que estoy muerto,

que el día que tu suspires estaré muerto,

porque yo si soy,

porque yo si estoy,

porque yo si he sido expulsado de la nada

el día que imagine para ti

que lo eras todo para mí,

que aún lo eres,

esta maldita forma de amarte.

José Romero P.Seguín.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

José Alfonso Romero P.Seguín -

Tus palabras llenas de cariño me llenan de consuelo, tanto que no sé como agradecértelas, porque son ellas quienes le dan el valor que tienen, ellas quienes las hacen, sin duda, mucho más de lo que son.
Gracias.
Mis mejores deseos para el próximo año.
Recibe un fraternal abrazo.

Isoba -

He estado leyendo algunas de tus poesías y algún relato. Poco a poco, porque acabo de descubrirte. No sé si quedarme con el poeta o el narrador, ya que en ambas facetas eres muy bueno.
Un gran saludo de una aprendiz y feliz año.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres